Preguntas Frecuentes

Conocé las preguntas que siempre nos hacen...

Preguntas Frecuentes

A continuación presentamos una selección a algunas de las preguntas más frecuentes que nos plantean nuestros clientes y visitantes. Da click sobre la pregunta de tu interes.



El peróxido de hidrógeno, en forma líquida, es conocido principalmente por sus propiedades limpiadoras y blanqueadoras. Cuando se introduce en la cámara de vacío una dosis de disolución acuosa de peróxido de hidrógeno, ésta se evapora y dispersa. Debido a sus propiedades desinfectantes, el peróxido de hidrógeno mata todas las bacterias que se encuentran en la cámara y sobre la superficie. Así se completa una fase del proceso de esterilización con peróxido de hidrógeno. Una vez que la presión dentro de la cámara ha disminuido más y que las partículas han alcanzado el nivel de excitación suficiente para ionizarse, durante esta parte de la esterilización, el peróxido de hidrógeno descompone todo el material genético de las bacterias en moléculas más pequeñas. De esta manera las erradica junto con cualquier subproducto peligroso.

La esterilización por peróxido de hidrógeno es un método de esterilización seguro y no tóxico. Se trata de un proceso en seco, no térmico y amigable con el ambiente, pues no genera subproductos peligrosos. Los objetos esterilizados mediante peróxido de hidrógeno se pueden manejar inmediatamente de manera completamente segura, ya que no quedan residuos y el proceso se realiza a temperaturas relativamente bajas. Este proceso se aplica más comúnmente a dispositivos o materiales que no soportan las elevadas temperaturas asociadas a muchas técnicas de esterilización para ciertos plásticos, dispositivos eléctricos y algunas aleaciones metálicas. Generalmente, el peróxido de hidrógeno se usa para esterilizar dispositivos médicos como catéteres e instrumental quirúrgico.

En casos de evidencia de contaminación ambiental en áreas críticas hospitalarias, tras la ejecución de obras o según la planificación del servicio de medicina preventiva, es necesario garantizar la BIOSEGURIDAD ambiental de los quirófanos, esterilización, UCIs y salas blancas de los hospitales o áreas críticas de laboratorios de farmacia, etc... .
El servicio de biodescontaminación de áreas críticas mediante vaporización de peróxido de hidrógeno puede utilizarse en áreas limpias, quirófanos, sectores de elaboración controlada, o cualquier tipo de sector, con todo su equipamiento habitual, que por su funcionalidad requiera una baja o nula carga microbiana.

El mejor sistema de desinfección y descontaminación es el empleo de PEROXIDO DE HIDRÓGENO en forma de vapor.

El eje central de este servicio lo hemos diseñado a medida de las necesidades actuales de los hospitales: ahorrar costes por infecciones nosocomiales en pacientes y ahorrar costes directos e indirectos por tener quirófanos, UCIs y habitaciones cerradas, ya sea por sospecha de infección latente o por conocimiento real por análisis de control ambiental rutinario o casuística en pacientes.
La contaminación detectada en instalaciones destinadas a un proceso crítico, a menudo se traducirá en un cese total de las operaciones de la Organización con el fin de investigar y resolver el desvío detectado. Su impacto es normalmente alto y con potenciales consecuencias sobre la imagen de la Empresa o Institución. Actualmente, la biodescontaminación de áreas se aplica en la industria de productos médicos, farmacéutica, biotecnológica, alimenticia e instituciones de salud.

Algunas de las ventajas de la Alta descontaminación de áreas son:

  •       » Equipamiento de tipo portátil.
  •       » Aplicable a grandes, medianas y pequeñas superficies.
  •       » Descontaminación biológica de alto nivel (6 órdenes logarítmicos en poblaciones microbianas).
  •       » Excelente compatibilidad con equipos electrónicos sensibles y otros materiales.
  •       » Proceso rápido y efectivo sin generación de residuos, en armonía con el medio ambiente.

El beneficio es claro, cuantificable y conocido, y está en el ahorro de costes derivado del cierre de espacios, la reducción de la posibilidad de adquisición de infecciones nosocomiales por los pacientes operados o ingresados, además de evitar costes de reclamaciones judiciales o de los Servicios de Inspección Médica.

Para cuantificar el tiempo que lleva el proceso de descontaminación de un área, es necesario tomar en cuenta el tamaño del área a descontaminar y los ciclos de descontaminación para adaptarse a las distintas cargas o tipos de biocarga de las áreas a tratar.
El tiempo de proceso para un área de tamaño medio es de aproximadamente dos horas, pudiendo utilizarse en forma inmediata una vez finalizado el mismo. El volumen de peróxido de hidrógeno a vaporizarse y el tiempo del ciclo para dicha área es calculado automáticamente por la unidad biodescontaminadora en función de las dimensiones del sector a tratar, y la medición automática de la humedad relativa y la temperatura del ambiente.